Noticias

YouTube tiene que forzar posiciones ante el aumento de fallecidos por publicar sus vídeos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
selfies YouTube

YouTube constituye una de las empresas subsidiarias de Google más importante y rentable en los últimos años.

La importancia de esta red social no solo tiene que ver con la cantidad e interés de sus vídeos empresariales, sino que los usuarios son los responsables en la mayoría de ocasiones de conseguir que la plataforma consiga la expectación que ha obtenido.

Sin embargo, en los últimos años, el interés por conseguir tal poder de atracción sobre otros usuarios, implica que los denominados youtubers se pongan en riesgo, lo que al final ha incentivado a YouTube a poner medidas en contra de estas actividades.

YouTube eliminará vídeos de personas en riesgo

El contenido de los vídeos en YouTube siempre ha constituido una polémica para la red social. Sin embargo, los últimos hechos han motivado un cambio importante en su política de contenidos.

Ha sido concretamente el fallecimiento de la taiwanesa Gigi Wu la gota que ha colmado el vaso. Esta mujer de 36 años tenía una legión de seguidores al publicar vídeos en los que aparecía en ropa de baño, pese a ser entornos de extremo frío como cimas de montañas nevadas.

En los últimos días, se cayó por un barranco y solicitó ayuda remota, pero su vestimenta poco práctica para este terreno hizo que falleciese por hipotermia. La encontraron demasiado tarde.

No es el único caso, en los últimos años YouTube se ha llenado de vídeos en los que las personas se arriesgaban demasiado por conseguir seguidores y este riesgo terminaba de forma fatal para ellos.

A partir de ahora y en relación al último fallecimiento, YouTube ha anunciado que eliminará cualquier contenido en el que los protagonistas estén en riesgo. No ha especificado hasta qué grado impondrá esta decisión, pero sí que se vaticina un cambio para los usuarios y las empresas.

De hecho, algunos países ya han impuesto en su normativa a espacios y empresas turísticas, advertir de cualquier práctica arriesgada en relación a Internet, como por ejemplo los selfies, donde incluso en ocasiones se han llegado a prohibir.