Noticias

La fabricación de coches en España se redujo en 2018 un 1%

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
fabricación de coches

El sector del automóvil en España es uno de los más importantes en la actualidad. En el año 2018 la fabricación de coches llegó a ser de 2.819.565 unidades. Pese a ser una cantidad importante,  es menor que la de 2017, que a su vez fue inferior a la de 2016.

Este es el segundo año consecutivo que el sector sufre una contracción y el ritmo es muy similar al de 2017. Si en 2018 fue del 1%, en 2017 fue del 1,5%, un porcentaje excesivamente alto como para no tenerlo en cuenta.

¿Por qué se fabrican menos coches en España?

Como resulta obvio, la reducción en fabricación de coches en España está completamente relacionada con las ventas producidas, que también han sido inferiores.

De hecho, en 2018 no se esperaba esta contracción, pero en los últimos 4 meses del año el descenso de las ventas ha sido demasiado acusado, lo que ha llegado a afectar de forma general a todo el balance anual.

Pero el descenso de ventas no tiene que ver con que el mercado tenga problemas de consumo o un incremento de los precios excesivo. El verdadero problema, tal y como confirman también desde los sectores profesionales, reside en la propia confusión informativa que padecen los consumidores.

Según indican, los compradores no tienen suficiente seguridad como para invertir en la adquisición de un coche basado en combustible tradicional, sobre todo si este está conducido con diesel.

Tanto la estricta normativa actual con respecto a las emisiones de gases contaminantes, como algunos escándalos relacionados con este entorno, han desmotivado la compra de los consumidores. De hecho, el sector del diesel es el que mayor declive ha sufrido en estos últimos meses del año.

El futuro de la fabricación de coches en España

El sector del automóvil tiene ante sí un año 2019 complicado. Los consumidores no van a cambiar de tendencia, con respecto a la compra de vehículos diesel. Pero corre en riesgo que los de gasolina se vean contagiados de esta contracción.

El problema es que el sector automóvil todavía no presenta alternativas viables económicamente para todo el mundo. Los coches híbridos y eléctricos están disponibles a un alto precio y no hay stock suficiente para la demanda actual.