Noticias

The New York Times y los retos de la era digital

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

The New York Times

El diario The New York Times tiene ante sí una importante época de transición hacia la era digital. En el formato impreso los ratios siguen descendiendo, pero la buena perspectiva de los ingresos por publicidad online y de los suscriptores hacen prever unos años de crecimiento en otros ámbitos.

Times consigue más facturación, pero menos beneficios

Una de las teorías que más se está confirmando es que en esta nueva era digital los medios de comunicación, como otras empresas, deben esforzarse más por obtener beneficios. Times, por ejemplo, ha crecido en facturación un 8%, con nada menos que 1.675 millones de dólares en ingresos. Pese a todo, su beneficio cae un 70% y se reduce por debajo de los 7 millones de dólares.

La gran parte de estos ingresos, hasta 1.000 millones de dólares, provienen de las suscripciones y el 60% de las mismas son exclusivas digitales, lo que demuestra una vez más que es el entorno digital el que presenta mayores posibilidades de un futuro con beneficios.

La razón por la que no consigue mejores beneficios es que la edición impresa del periódico estadounidense sigue descendiendo en ventas, afectando con ello a la publicidad que se invierte por parte de los anunciantes, que en 2017 cayó un 4%.

El crecimiento de la publicidad digital da esperanzas al Times

Curiosamente las acciones de The New York Times siguen al alza, siendo el incremento ya del 10%. La razón es la confianza que los inversores tienen en los probables beneficios a futuro de la publicidad digital.

Mientras la edición impresa y la inversión publicitaria en ella desciende, en la versión digital se ha incrementado un 8,5% en el último trimestre y, en el cómputo global, estos ingresos ya superan el 45% del total. Cuando esta cuota sea mucho mayor, se espera que los beneficios comiencen también a crecer, a pesar del descenso de la influencia en el balance contable de todo lo relativo a la edición impresa.

Por su parte, los suscriptores también están mostrando una actitud favorable a los cambios. La era digital está motivando promociones con descuentos y ofertas para atraer al público que, curiosamente, se mantiene en la suscripción del medio con el precio final, lo que implica que la calidad y cantidad del contenido ofrecido satisface la demanda de los usuarios.