Noticias

Bayern comprará Monsanto en una operación de 66.000 millones de dólares

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Bayern compra Monsanto

Tras un año esperando la aprobación definitiva, al final el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha considerado dar luz verde a la operación de compra de la empresa fabricante de semillas norteamericana Monsanto, por parte de la compañía química alemana Bayern.

La operación supone un cambio importante en el sector agroquímico, así como también la superación de varios récords, entre ellos, el de ser la mayor operación que una empresa alemana realiza en un país extranjero.

Condiciones de la aprobación de compra

La decisión ha tardado en tomarse por el poder que Bayern tendría en el sector agroquímico. Por ese motivo, aunque se ha aprobado, tiene ciertos condicionantes que, si no hay cambios de última hora, se cumplirán sin reticencia.

Una de estas condiciones es que Bayern se tiene que desprender de activos valorados en 9.000 millones de dólares. Se corresponden con activos de producción de semillas de vegetal y de soja, así como también de herbicidas. Todos ellos se corresponden con sectores en los que ya opera Monstanto. La compra la realizará la empresa rival Basf, también alemana.

Una operación de 66.000 millones de dólares

La presencia conjunta de ambas compañías dará lugar a una de las empresas más importantes del sector agroquímico. La operación ha alcanzado los 66.000 millones de dólares y el valor de mercado que son capaces de aglutinar las dos empresas juntas es de 140.000 millones.

Monsanto es líder como proveedor de semillas a nivel mundial. Su cuota de mercado alcanza un 26%. Bayern no es la líder en el sector químico, dado que le supera Syngenta, pero lo cierto es que abarca un 18% de cuota de un mercado que ofrece una alta rentabilidad.

Aprobación en fecha límite

Con el acercamiento del mes de junio, ambas empresas comenzaban a preocuparse. Monsanto tenía hasta el 14 de junio para no echarse atrás y, aunque falta todavía que los Gobiernos de México y Canadá confirmen su aprobación, es bastante probable que no haya sorpresas, tras haber superado este trámite por otros 30 instituciones internacionales.