Noticias

Argentina abre las puertas del mercado a las aerolíneas low-cost

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

aerolíneas low-cost en Argentina

Solo hay en el mundo 7 países que son más grandes que Argentina, que tiene 2,7 millones de kilómetros cuadrados. Su distancia desde el norte hasta el sur, llega a medir hasta 5.000 kilómetros. Y su población supera los 43 millones de habitantes.

Unas características de este tipo son un reclamo importante para las aerolíneas, sin embargo, el gobierno argentino no dejaba una libertad total a la hora de operar. Esto ha motivado durante años que los precios de los billetes de avión hayan sido bastante más caros que en la mayoría de países actuales. Por esa razón, la apertura del mercado a compañías low-cost ha sido muy bien recibida por prácticamente todas las partes.

De momento todavía se está tramitando licencias de siete aerolíneas y hay muchas trabas en cuanto a cómo será el proceso de externacionalización, pero las compañías están convencidas de que Argentina se equiparará a lo que otros países están ofreciendo a sus habitantes aunque quede mucho camino por recorrer.

Si se aprobasen las licencias solicitadas, los argentinos contarían con 503 nuevas rutas para trasladarse entre el país. Eso sí, de momento hay un límite en cuanto a la tarifa mínima en la que se pueden ofrecer los billetes, por lo que el “low-cost” estará inicialmente controlado. En todo caso, es de esperar que el propio mercado motive la fluctuación de los precios a la baja.

El mayor reto, las infraestructuras

Los aviones vuelan en el aire y, por tanto, puede parecer que no se necesita construir lo mismo que en las comunicaciones terrestres. Pero lo cierto es que los aviones requieren de infraestructuras adecuadas, que permitan regular el tráfico aéreo, para el que hay que abrir suficientes vías con las que los aviones puedan afrontar las nuevas rutas.

Hace falta contratar controladores aéreos profesionales, mejorar y habilitar los sistemas de comunicación, instalaciones, tecnología adaptada… Por tanto, la inversión necesaria por parte del gobierno argentino es considerable, pero conseguirá la contratación de 10.000 nuevos empleados.

Pese a la reticencia de empresas y profesionales ya establecidas, que ven en el low-cost un abaratamiento del sector poco rentable, parece que la apertura del mercado aeroportuario argentino es inminente.