Noticias

3.335 millones de euros para Lidl en 2016

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Lidl

Lidl está establecido como el quinto operador de supermercados de España. Por delante tiene a Eroski, Carrefour, Dia y Mercadona. La empresa tiene objetivos muy claros, siendo el 5% la cuota de mercado límite que se fijan como éxito sus responsables.

De momento va por buen camino, tal y como sus responsables han reconocido. La contabilidad fiscal de 2016 les otorga unos ingresos de 3.335 millones de euros. No han querido identificar los beneficios teóricamente porque todavía falta parte de los gastos registrados, pero todo apunta a un año en positivo.

Por lo menos tenemos cifras directas sobre el volumen de negocio de la compañía de supermercados. La inversión de 39 locales en 2016 le ha otorgado a Lidl un total de 540 tiendas abiertas en todo el territorio nacional. No obstante, no son aperturas directas, sino en muchas ocasiones sustituciones de centros anteriores, que o bien se han trasladado o se han reformado considerablemente.

Esto ha afectado en realidad al número total de tiendas, que se limita en 2016 a tan solo 5 nuevos establecimientos. Lidl quiere mantener un ritmo de crecimiento de 40 tiendas al año hasta llegar a las 850 en total, límite que consideran que es el máximo nivel al que ahora mismo es posible llegar en el mercado actual.

1.000 empleados al año

Con las nuevas aperturas este año y un aumento de los ingresos del 9%, Lidl ha conseguido motivar un crecimiento del empleo con un millar de nuevos profesionales trabajando para la marca. En 2017 se espera repetir esta cifra o incluso incrementarla,  pese a que ya supone un incremento del 25% con respecto al año anterior.

Obviamente, en relación a estas cifras también se encuentra una estrategia comercial, que desde Lidl han identificado en la presencia de proveedores y productos nacionales uno de los factores del éxito. Además, los productos ecológicos y basados en la alimentación sostenible, también han visto incrementada su presencia en todos los establecimientos, consiguiendo con ello una importante mejora en las ventas.

Con establecimientos más amplios, mayor número de personal, mejor formación y precios competitivos, Lidl mantiene su rumbo hacia 2017 con esperanza de mantener o incluso mejorar su posición en el mercado.