Noticias

Mango registra pérdidas por primera vez en su historia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Mango

Mango arriesgó en su estrategia comercial y falló, al menos a corto plazo. La empresa ha registrado por primera vez en su historia pérdidas que ascienden hasta los 61 millones de euros en 2016.

Una estrategia de inversión masiva

Mango justificó los escasos beneficios en 2015 debido a una inversión masiva en nuevas tiendas, decantarse por almacenes de gran tamaño y renovar todos los establecimientos posibles a lo largo y ancho del planeta.

Pero si en 2015 podría parecer lógico que los beneficios fueran escasos cuando los ingresos han sido notorios, en 2016 las pérdidas solo se justifican por un descenso acusado de las ventas y, además, una pérdida económica derivada de desajustes en las divisas, sobre todo de las zonas de Rusia y Turquía.

Pese a ello, la empresa no cesa en su estrategia y en 2016 ha abierto 24 tiendas de grandes dimensiones y el total alcanza las 191 en todo el mundo. Junto con las tiendas normales (las grandes alcanzan los 1.100 metros cuadrados), Mango tiene en total 2.217 locales, lo que supone una presencia considerable en el mercado de la moda internacional.

Un interés creciente en la venta online

Como es lógico, la inversión menor en el comercio electrónico respecto a lo que supone hacerlo en establecimientos físicos, sí le otorga beneficios. Mango ha conseguido vender 294 millones de euros en prendas a través de Internet, un 25,6% más que en el año anterior.

De momento, el comercio electrónico supone el 13% de las compras a la marca, un porcentaje que en los próximos años espera hacer crecer notablemente, al menos hasta el 20%.

En todo caso, el objetivo final debe ser el de incrementar las ventas. Mango asegura que en 2017 los beneficios volverán de forma muy sencilla, pero es bastante más probable que tras la presentación de estas cifras la empresa termine volcando el resto del presupuesto inversor en una agresiva campaña promocional.

Con más de 700.000 metros cuadrados de establecimientos repartidos en todo el mundo, Mango debería ser capaz de dar salida a nuevas colecciones con una relación calidad-precio lo suficientemente atractiva, como para alejarse rápidamente de las pérdidas sufridas en 2016.