Noticias

H&M pierde ganancias a niveles de 2005

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Pérdida de beneficios en H&M

La compañía de moda H&M ha vuelto a presentar pérdidas tanto en lo relativo a cantidad de ventas, como lógicamente en beneficios. En 2017 ya terminó el año con cifras negativas, que se vuelven a confirmar en estos 3 primeros meses del año.

De nuevo, el clima como gran enemigo

Tal y como ha venido argumentando la empresa desde hace tiempo, se ha vivido un otoño demasiado cálido, por lo que la estrategia con la que buscar rentabilidad fue la de ofrecer descuentos para la colección de invierno. No obstante, esto implica inevitablemente menos beneficios.

De hecho, el beneficio de H&M ha caído nada menos que un 44%, aproximadamente 134,5 millones de euros. Si se realiza el cálculo antes de quitar los impuestos el porcentaje asciende hasta llegar al 61%.

Como es lógico, estas cifras han afectado a la confianza de los inversores. En la Bolsa de Estocolmo, la caído fue del 6%, lo que reduce el valor de cada acción en 11,85 euros, una mínima cifra que no se tenía desde el año 2005. La caída de las acciones de H&M en 2018 acumulan así un 30%.

Esperanza en la digitalización

Desde H&M intentan calmar la confianza en la compañía. La alta competitividad en el mercado de la moda y los argumentos sobre el clima, intentan justificar una pérdida de rentabilidad que parece no tener fin.

Los responsables de la empresa hablan sobre un año 2018 que va a ser de transformación. De momento ha sido de continuidad, por lo que es de esperar que con los próximos meses se empiece a notar esta anunciado cambio, si de verdad se hace efectivo.

Esta transformación está dirigida hacia la digitalización. Indican que de momento los primeros pasos están demostrando que la estrategia puede ser la correcta. La consecuencia debería ser que a cierre de 2018 se consiga, al menos, un mayor beneficio que en 2017.

La venta online de H&M ha crecido en 2017 un 25% y ya supone una cuota de todo el negocio del 12,5%. No obstante, el rendimiento sigue estando lejos de los objetivos propuestos, por lo que la inversión debe mantenerse por parte de la compañía, para que realmente se dé esa transformación anunciada.