Noticias

Finalmente NH Hoteles rechaza la oferta de Barceló

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

NH Hoteles

Desde hace unas semanas, NH Hoteles tenía sobre la mesa una oferta de compra por parte de Barceló, para la que se trasladó la decisión final al día 10 de enero de 2018.

Llegado ese día, NH Hoteles ya tiene la decisión definitiva sobre esta oferta y la respuesta es negativa. Se rechaza la oferta de compra por parte de Barceló en base a múltiples razones, pero principalmente porque se considera que el precio presentado está por debajo de lo que los accionistas deberían recibir en una operación de este tipo.

Acciones de NH Hoteles a 6,12 euros

tras la noticia del rechazo, las acciones de NH Hoteles siguieron revalorizándose. Ya habían crecido hasta un 9,5% cuando Barceló presentó su primera oferta de compra en el mes de noviembre, que también fue rechazada.

Con todo, el valor actual de las acciones es de 6,12 euros la unidad. La oferta de compra planteaba un precio de 7,08 euros por unidad y, a pesar de la diferencia con respecto al valor real, los accionistas rechazan que sea un precio justo para vender.

De hecho, no cierran la puerta a una futura venta. Aseguran que si se presenta una oferta, de Barceló o de cualquier otra empresa, se volverá a valorar si el precio está ajustado a lo que los accionistas desean obtener como beneficio por sus participaciones en la compañía.

Razones por las que NH Hoteles rechaza a Barceló

Además del precio, el poder que ocuparía Barceló ha sido otro argumento en contra de la operación. La compañía compradora abarcaría nada menos que el 66% de NH Hoteles, lo que le otorgaría un poder decisorio sobre las estrategias a realizar por parte de la compañía en el futuro.

El problema, además de este poder obtenido y de bajo precio estimado es que el plan estratégico a nivel financiero de NH Hoteles ya está fijado para los próximos años. Está aprobada una inversión de casi 31 millones de euros hasta 2020, con beneficios estimados en 2017 de 230 millones. Es decir que los objetivos de la cadena hotelera son ambiciosos y su situación de partida es optimista, lo que le da fuerza para seguir negociando al alza cualquier oferta de compra futura.