Noticias

Consecuencias para Apple por la ralentización de sus iPhone

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

ralentización del iPhone

En los días recientes, Apple ha protagonizado un caso insólito respecto a su característico desarrollo tecnológico. Unos experimentos llevados a cabo con iPhone de versiones antiguas identificaron una ralentización progresiva de los smartphones. Apple tuvo que confirmar que esta ralentización está aplicada de forma voluntaria.

Más allá de la argumentación corporativa sobre una medida que buscaba evitar el colapso de las baterías, lo cierto es que Apple se enfrenta a importantes consecuencias derivadas de esta ralentización forzada, hacia la que consumidores y asociaciones se han unido para denunciar de forma oficial.

Consecuencias legales para Apple

Los tribunales federales de Estados Unidos están recibiendo demandas contra la compañía por quienes consideran que esta acción, podría haber motivado a los usuarios realizar acciones para solucionar sus iPhone creyendo que tenían alguna avería.

Estas demandas comienzan a reproducirse en otros países y, además, están motivando la unificación de las mismas para presentarse como demandas colectivas contra la compañía.

Consecuencias económicas para Apple

Obviamente las acciones de Apple se han visto afectadas por este tema. El recorte tanto de acciones de la empresa, como también de los proveedores que tiene en todo el mundo, se han visto lastradas considerablemente.

A nivel de ventas, el caso ha agravado la situación en el sector de la tecnológica, dado que reduce su previsión trimestral de 50 a 30 millones de unidades vendidas del iPhone X, según medios de comunicación internacionales.

La empresa todavía no se ha pronunciado al respecto, aunque sí ha notificado a sus clientes una disculpa por la acción realizada, que defienden como una forma de evitar una mala experiencia para el usuario.

Como contramedida, animan a sus clientes a comprar nuevas baterías cuando las originales no presenten un rendimiento óptimo, para lo que han reducido de forma temporal su precio, desde los 89 hasta los 29 euros.

Los modelos afectados por esta ralentización, aplicada de forma voluntaria por la empresa mediante una actualización de software son el iPhone 6, el 6s y el SE, así como también el modelo iPhone 7.