Actualidad empresarial

Claves para asistir a una entrevista de trabajo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Realizar bien una entrevista de trabajo es abrir una puerta a un posible futuro laboral, algo que hoy en día es sumamente importante. Por este motivo, cuando te llaman para una entrevista tienes que conocer con detalle algunas claves importantes si lo que quieres es impresionar gratamente al entrevistador y, por lo tanto, tener pie y medio dentro de la empresa. Nosotros queremos echarte una mano para que tengas esta oportunidad, dándote algunos consejos para que cuando vayas a hacer tu entrevista laboral, salgas contento de ella.

Claves para asistir a una entrevista de trabajo

Naturalidad en el habla

Uno de los puntos fuertes de los que queremos hablarte es que actúes con naturalidad, debes mostrar tal y como tú eres, ni más ni menos, pero siempre actuando educadamente y respondiendo perfectamente a lo que te pregunten. Algo importante es que no te muestres como alguien que no eres, ya que esto es algo que los entrevistadores pueden notar por varios aspectos, desde por tus expresiones, como por la expresión no verbal de tu cuerpo. Siempre es mejor luchar por lo que uno es, con sus ideales, que te rechacen en una entrevista por alguien por el que no te sientes identificado.

Dentro del trato natural, debemos evitar el tratar a las personas que tenemos enfrente sin educación o con faltas de respeto. Aunque tú de forma natural puedas decir palabras malsonantes, evítalas y siempre habla claro y conciso.

Infórmate de la empresa

Es muy habitual que cuando te llaman a la entrevista, te pones nervioso y piensas que lo único que debes hacer es llevarte tu CV bien estudiado, pero esto no lo es todo, ya que es sumamente importante conocer a la empresa que te va a hacer la entrevista, no nos referimos a que si es una empresa de coches, aprenderte los coches que vende, sino si tiene otras franquicias, los puestos de trabajo que desempeñan, sus cifras, todo lo que puedas sacar de internet, será bien recibido, ya que de esta manera, si te preguntan por objetivos que puedes cumplir en la empresa, seguro que les impresionarás sabiendo tanta información de ellos, y te recordarán positivamente.

La presencia es clave

¿Conoces el dicho “Una imagen vale más que mil palabras”? Pues el primer punto que puedes ganarte está en la imagen que trasmitas. Si la empresa es de corte moderno, puedes usar un look más natural, pero siempre cuidado: pantalones de pinzas o chinos, mocasines, un polo,… algo con estilo aunque desenfadado. Si la empresa es de corte clásico, te recomiendo un traje discreto de colores grises, azules o tierra, corbata (lisa o con detalles discretos) y zapatos clásicos. Si necesitas renovar algo de tu armario para las entrevistas, te recomiendo esta tienda especializada en moda de hombre. Buenos precios y una calidad exquisita.

Flexibilidad y adaptabilidad

Hoy en día las empresas quieren personas “todoterreno” es decir, que puedan confiar en ti lo suficiente para que desempeñes tu trabajo y quizás adaptarte para realizar otro. Esto puede ser un punto a favor para ti, ya que conocerás nuevos campos en los que no has trabajado, y siempre podrás ponerlo en el CV en un futuro. Por este motivo, si te preguntan si podrías desempeñar cualquier trabajo que se te disponga, debes de aceptarlo, ya que te están abriendo una gran posibilidad que no todos tienen la suerte de vivir.

De la misma manera, debes tener unos horarios flexibles, ya que, si ellos precisan a una persona en horario de tarde, pero tú les dices que únicamente quieres trabajar de mañana, estarás eliminando posibilidades de que te llamen. Otro punto en este apartado sería la movilidad. Esto quiere decir que, si estarías dispuesto a moverte de un lugar a otro para realizar tu trabajo, quizás yendo a otra ciudad o incluso otra provincia. Estudia muy bien la oferta, puesto que, aunque puedas pensar en un momento que es más complicado, que descansarás menos, puede que se convierta en tu puesto de trabajo de futuro, adaptándote a la perfección a ello.

Se positivo

No hay nada que guste más en una empresa que una persona positiva y optimista. Esto es una alegría debido a que dicha persona va a luchar en todo momento para que las cosas salgan mal, para no deprimirse o decaer y, sobre todo, porque va a hacer su trabajo con fuerza, evitando hablar mal de otras personas, algo que creará desconfianza y que no gustará al entrevistador.

Escucha antes de responder

Uno de los principales problemas en una entrevista, y si puedo puntualizar de la sociedad hoy en día es que no se sabe escuchar. Hablamos y hablamos y queremos que se nos escuche, pero a la hora de escuchar nosotros, hacemos caso omiso y pasamos. En una entrevista, escuchar lo que nos dice el entrevistador es muy importante, sobre todo para saber qué contestarle y en qué momento. También el crear unos turnos de palabra conseguirá hacer ver a la persona que tienes delante que eres educado, que guardas las formas y que se puede confiar en ti.