Noticias

533 millones de euros en beneficios para Commerzbank en el segundo semestre de 2018

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Commerzbank entra en beneficios

Commerzbank es el segundo banco alemán más importante del país. El propio Gobierno tiene una participación en él que llega al 15,6%. En 2017 el balance económico de la entidad financiera presentó un saldo negativo con pérdidas de 414 millones de euros en la primera mitad del año. Cuando se ha realizado la misma contabilización en el primer semestre de 2018, la situación ha demostrado ser muy distinta.

Más de 4.500 millones de euros en ingresos

Commerzbank ha conseguido un total de 533 millones de euros en beneficio neto atribuido, es decir, que ya no está en números rojos y se mantienen expectativas ante un segundo semestre igual de prometedor.

En cuanto a ingresos, el banco alemán ha conseguido superar los 4.500 millones de euros, hasta un total de 4.534 millones, lo que implica un incremento del 1,9% respecto al mismo periodo del año anterior.

De forma complementaria, sus gastos operativos llegan a ser entre enero y junio de 2018 de hasta 3.684 millones de euros. Según informan los responsables de la entidad, de momento se mantiene el objetivo de costes que alcanza los 6.500 millones y que debería lograrse en el año 2020.

Un éxito constatable en el segundo trimestre de 2018

Los buenos datos financieros de Commerzbank solo confirman la tendencia que ya en el segundo trimestre del año ha terminado consolidándose. Durante estos 3 meses, el banco ha conseguido 272 millones de euros en beneficio neto atribuido.

Sin embargo, durante este mismo periodo en el año anterior, las pérdidas llegaban a los 640 millones de euros.

La digitalización, clave en la mejora del Commerzbank

Desde la identidad hacen ahora análisis de cómo se ha podido solventar una situación en números rojos y transformar de forma tan rápido los resultados.

En principio, la digitalización del negocio está ayudando a que se pueda obtener mayor beneficio de las mismas actividades, todo y que todavía queda mucho para que se noten realmente las consecuencias de esta digitalización.

Por ese motivo, siempre que la tendencia no se rompa ni haya presiones por otras vías, el crecimiento del beneficio de la entidad debería continuar. En Bolsa, esto debería repercutir en la recuperación de un dividendo de 0,20 euros por unidad de acción, a repartir entre sus accionistas.